Quejas en las pruebas de acceso a la ULL para mayores

Además de las pruebas de acceso a la Universidad de La Laguna (PAU), la Administración e instituciones académicas han habilitado otras vías de ingreso en la enseñanza superior inspiradas por el espíritu de facilitar la entrada a los alumnos mayores de 25 años sin Bachillerato ni estudios equivalente.


La normativa emitida por el Ministerio de Educación desde el año 2008 ha cambiado las condiciones de la prueba de acceso para mayores de 25 años, en el que la edad se ha convertido en el único requisito para ser admitido. La novedad no ha sido del todo bien acogida por los estudiantes y ha generado incertidumbre entre las universidades, hasta tal punto que sus demandas han obligado al Ministerio a preparar una nueva modificación para el próximo año.

Las quejas de algunos estudiantes por la presencia de alumnos con Bachillerato o PAU han llevado a la Universidad de La Laguna a dirigirse al Ministerio, que ha dado instrucciones para que, a partir del próximo curso, solo se admita a los primeros, debido -según explica Antonio Adelfo Delgado, coordinador del programa de acceso para mayores de 25 en la Universidad de La Laguna- a que "se entiende que el tiempo transcurrido desde que aprobaron el Bachillerato los equipara en oportunidades a los que no lo tienen".

Lo cierto es que, pese al malestar de los alumnos, la normativa no impide la inscripción en este curso de personas con Bachillerato, PAU o incluso con alguna otra titulación universitaria. Aunque el reglamento de la propia ULL, aprobado en julio de 2008, tiene por objeto "regular el proceso y las condiciones para el acceso a la Universidad de La Laguna del colectivo de personas mayores de 25 años que no estén en posesión del título de bachiller o equivalente", el real decreto del Ministerio, que data de finales del mismo año, únicamente establece que "podrán concurrir a la prueba de acceso, quienes cumplan o hayan cumplido los 25 años de edad antes del día 1 de octubre del año natural en que se celebre dicha prueba".

Delgado cuenta que todas las universidades españolas han planteado en varias ocasiones al Ministerio los problemas que han representado las nuevas normas, que vienen a sustituir a otras anteriores que sí especificaban que el curso solo se dirige a estudiantes mayores de 25 sin Bachillerato ni PAU. "El año pasado ya se lo trasladamos, pero no nos ayudaron. Este curso, cuando ya se había cerrado la matrícula, llegó otro informe más extenso que nos avala para introducir una nueva limitación en los próximos años", detalla el responsable del programa en la ULL.

Ahora, el Ministerio ha concluido que, pese a que expresamente no se restringe la participación a los alumnos más allá de la edad, ésta no puede ser el único requisito. Aunque está de acuerdo con esta apreciación, la ULL no entiende "por qué no lo dijeron en la ley", sobre todo teniendo en cuenta que la normativa ministerial ha registrado, según Delgado, "un récord de modificaciones".

El curso de acceso para mayores de 25 años "no puede convertirse en una puerta de servicio para gente con la PAU o con posibilidad de acceder a la universidad por otros medios y que tiene problemas para acceder a determinadas titulaciones". No obstante, Delgado aclara que el curso solo ha acogido a dos alumnos con la PAU en sus dos últimas ediciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada